Apúntate a la newsletter y consigue un 20% en tu primer pedido de la Academia Oncologym (Haz click AQUÍ)

Mitos y Realidades sobre Hacer Ejercicio durante un Proceso Oncológico de Cáncer de Mama

Desmintiendo Mitos sobre el Ejercicio durante el Cáncer de Mama

Introducción: El ejercicio físico durante el proceso oncológico de cáncer de mama es un tema que suscita diversas opiniones y creencias. Algunos mitos han surgido en torno a esta práctica, lo que puede generar confusión entre las pacientes y sus familias. En este artículo, desmitificaremos las creencias más comunes y proporcionaremos información valiosa sobre los beneficios del ejercicio adaptado en este delicado momento. ¡Acompáñanos en este recorrido para aclarar conceptos y empoderar a quienes luchan contra el cáncer de mama!

¿Es Seguro Hacer Ejercicio durante el Cáncer de Mama? Uno de los mitos más comunes es que el ejercicio puede ser perjudicial para las pacientes con cáncer de mama. Sin embargo, varios estudios han demostrado que la actividad física adaptada y supervisada puede ser segura y beneficiosa para estas mujeres. De hecho, el ejercicio puede ayudar a reducir la fatiga, mejorar la calidad de vida y aumentar la fuerza muscular.

¿El Ejercicio Aumenta el Riesgo de Metástasis? Otro mito frecuente es que el ejercicio puede aumentar el riesgo de que el cáncer se propague. No hay evidencia científica que respalde esta creencia. De hecho, estudios han mostrado que el ejercicio puede tener un impacto positivo en la función inmunológica y en la reducción del riesgo de recurrencia.

¿El Ejercicio Empeora el Linfedema? El mito más mito de todos y que merece una mención especial es seguramente el que nos dice que el ejercicio empeora el Linfedema y debemos desmentirlo rotundamente.

El linfedema es una preocupación común para las personas que han sido tratadas por cáncer y que experimentan hinchazón y retención de líquidos en ciertas áreas del cuerpo. Sin embargo, contrariamente a algunos temores, el ejercicio físico adaptado puede ser beneficioso en el caso del linfedema.

El ejercicio ayuda a mejorar la circulación linfática y favorece la eliminación del exceso de líquido acumulado en los tejidos. Además, el fortalecimiento muscular que proporciona el ejercicio puede ayudar a reducir la presión en el sistema linfático y a mejorar el drenaje linfático. Es importante, eso sí, que las personas con linfedema realicen ejercicios específicos y supervisados por profesionales capacitados en ejercicios adaptados a su condición para evitar complicaciones.

Beneficios del Ejercicio Adaptado en el Proceso Oncológico de Cáncer de Mama

Mejora de la Función Cardiovascular El ejercicio cardiovascular adaptado puede mejorar la salud del corazón y la circulación sanguínea, lo que beneficia a las pacientes en su proceso de recuperación y tratamiento.

Reducción del Estrés y Ansiedad El ejercicio puede ayudar a liberar endorfinas, las cuales actúan como analgésicos naturales, reduciendo el estrés y la ansiedad asociados al diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama.

Mantenimiento de la Masa Muscular El ejercicio de resistencia puede ayudar a preservar la masa muscular, lo que es especialmente importante durante el proceso oncológico, ya que algunos tratamientos pueden llevar a la pérdida de masa muscular.

Ejercicio Adaptado para Cada Etapa del Proceso Oncológico

Antes de la Cirugía El ejercicio puede ayudar a fortalecer los músculos y mejorar la movilidad antes de la cirugía, lo que facilita la recuperación postoperatoria.

Durante el Tratamiento El ejercicio adaptado puede ayudar a aliviar los efectos secundarios del tratamiento, como la fatiga y la debilidad.

Después del Tratamiento Una vez finalizado el tratamiento, el ejercicio puede ayudar a recuperar la fuerza y la energía, y mejorar la calidad de vida.

Es fundamental desmitificar las creencias erróneas sobre el ejercicio durante el cáncer de mama.

La evidencia científica respalda los beneficios de la actividad física adaptada en cada etapa del proceso oncológico. Desde Oncologym, animamos a las pacientes a incorporar el ejercicio en su vida y a buscar la orientación de profesionales especializados para diseñar un plan seguro y efectivo. Juntos, podemos enfrentar la enfermedad con fuerza y determinación.

Recuerda que este artículo es informativo y no sustituye la valoración personalizada e individualizada de tu caso concreto.

¿Sabías que puedes rellenar el formulario contándonos sobre tus diagnostico, terapia y efectos secundarios y así recibir asesoramiento gratuito?

No dejes de escribirnos, estaremos encantados de atenderte y esperamos poder ayudarte 🙂

¡Un abrazo y hasta el próximo articulo!

Mantente siempre al tanto de nuestras novedades

Apúntate a nuestra newsletter y recibe nuestro ebook gratuito.

Oncologym nace para apoyarte y acompañarte en tu proceso de recuperación física: Si después de haber leído este artículo necesitas que te asesoremos para tu caso en concreto, por favor, contáctanos

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Ante un Estimado Aumento del 70% en Diagnósticos de Cáncer para 2050: ¿Cómo Actuar?
15 de febrero de 2024
¿Puede Realmente el Estrés Encender la Chispa del Cáncer?
15 de enero de 2024
Desmontando Mitos: ¿Es Realmente el Cáncer una Sentencia Hereditaria?
15 de diciembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te interesa que profundicemos alguna temática concreta?

No lo dudes y comentárnosla para que podamos tratarla en nuestros próximos artículos del blog.

¿TIENES MIEDO A HACER EJERCICIO TRAS UN DIAGNÓSTICO DE CÁNCER?

Te regalamos nuestro ebook gratuito: «Como montar tu rutina de ejercicio en casa en tan solo 4 pasos»

Si quisieras recibir asesoramiento gratuito para tu caso concreto, puedes enviar un audio, un whatsapp o llamarnos.

¡Te contactaremos lo más pronto posible!